La moda y el cine: Persona

Hola manirrotos,
El post de hoy está dedicado a la combinación de dos de mis pasiones, el cine y la moda. Desde hace varios meses unos amigos y yo quedamos un día a la semana para ver una peli, luego la comentamos y puntuamos según el criterio de cada uno (un pelín friki pero me encanta,es uno de los mejores momentos de la semana).Aunque la verdad es que, al ser la única chica del “cineclub” (¡Margui vuelve!) casi nunca puedo comentar una de las cosas en las que más me fijo cuando veo una peli, el vestuario.
No se si os pasará lo mismo, pero cuando una película me encanta (incluso cuando no) acabo enamorándome del estilo de la protagonista o de alguna de las secundarias, que muchas veces superan el estilo de ésta.
Eso mismo me pasó con Persona, de Ingmar Bergman. En cuanto aparecieron las dos actrices principales en la pantalla no dejaba de pensar en que quería copiarlo todo (hasta el cintillo del pelo de Liv Ullmann)
Y es que el vestuario de ésta pelicula es un clásico que no pasa de moda, sobrio, elegante, sencillo (predomina el negro, una de mis pasiones a la hora de vestir). 
La protagonista, bastante misteriosa (a penas habla en toda la película) enamora por esa elegancia , sobriedad y seguridad que desprende con su vestuario.
Bibi Anderssson desempeña un papel totalmente diferente al de Liv, alocado, charlatán, que duda continuamente de si misma y de sus actos, tiene un estilo más “atrevido” que ya demuestra desde el pimer momento con su corte de pelo. Sus sombreros, sus faldas, sus gafas de sol y ropa de baño reflejan una mujer más juvenil y femenina que su compañera.
Persona es todo un clásico que no pasará de moda en todos los sentidos, especialmente en lo que a moda se refiere. Muy pero que muy recomendable.

Eso es todo por hoy manirrotos. Besitos derrochadores,
Miss Bancarrota.

Deja un comentario