Margarita y su vestido de estilo vintage

No se si lo sabéis pero soy una apasionada de las bodas, siempre me han encantado, disfruto como una niña pequeña buscando modelito (mi carpeta de pinterest Invitadas está a pleno rendimiento todo el año).

Daba por sentado que una vez pasara mi boda se me pasaría un poco la fiebre, pero nada más lejos de la realidad, la obsesión no ha hecho más que aumentar y no hay cosa con la que disfrute más que bicheando bodas por la red. Me casaría cada año.
Pero si hay algo que he detectado en  prácticamente todas las revistas y blogs de bodas que sigo con asiduidad es la descarada falta de novias que superen una talla 38 (y si me apuras ni pasan de la 36). Todas las novias que veo en éstos blogs suelen ser delgadas, muy delgadas, ¿que sucede? ¿Solo tienen bodas y vestidos bonitos las delgadas? Si encuentro alguna que salga de la norma suele ser en los blogs de los propios proveedores (fotografos, wp, etc).
Así que aunque no tengo la visibilidad de las publicaciones importantes voy a intentar aportar mi granito de arena para que todo tipo de novia encuentre inspiración en la red.

Y para inaugurar mi sección quién mejor que mi querida amiga Margarita, una novia curvy con una personalidad arroyadora y un estilo único. Se casó con un vestido muy especial diseñado exclusivamente para ella porLa aguja en el dedo, con el que buscaba sentirse cómoda además de guapa, (su boda era una fiesta y no quería que un vestido demasiado elaborado le amargara la noche). Tenía muy claro que debía respirar un aire vintage y lo consiguió con la mezcla de tejidos en tonos dorados y con mangas de chantilly.

Como complementos llevaba un precioso tocado y broche a juego de Le voilá.  El maquillaje y peluquería de manos de Alicia Pinto y David García Cano (que la animó a no dejarse llevar por los establecido y casarse con su corte atrevido). Para mí una de las novias más guapas y especiales del mundo, aunque no soy objetiva, creo que estaréis de acuerdo conmigo.
Marga y Pablo se casaron en un bonito mes de Noviembre en la bodega del catering El Cortijo, en Bollullos del Condado. De las fotos se encargó Vivi Rodriguez, que trabajó mano a mano con Juanlu Galán, el encargado del video.

De la coordinación del día B se encargó Martina se Casa que consiguió que los novios disfrutaran de su día sin tener que preocuparse absolutamente de nada.

En resumen, una novia muy especial en todos los sentidos y me siento muy orgullosa de abrir ésta sección con ella.
¿Y a vosotros, os parece una buena iniciativa? Acepto todo tipo de sugerencias y por supuesto, todas las novias curvy sois bienvenidas en ésta sección.
Besitos derrochadores,
Miss Bancarrota.

Deja un comentario